El divorcio de mutuo acuerdo

El divorcio de mutuo acuerdo

El divorcio de mutuo acuerdo es el tipo de divorcio que se lleva a cabo de forma amistosa, y evita que las parejas pasen por un juicio contencioso, cuando no llegan al entendimiento.

Para que se pueda dar un divorcio de mutuo acuerdo -o amistoso-, ambas partes deberán de estar de acuerdo y pactar como van a ser las relaciones que se van a regir entre ellos una vez divorciados.

Decisiones importantes en un divorcio de mutuo acuerdo

Para llegar a un consenso sobre el divorcio, ambas partes deben ponerse de acuerdo sobre distintos aspectos importantes que regirán a partir de ahora en la familia.

Las principales decisiones en las que tendrá que pensar y acordar son las siguientes:

  • ¿Dónde van a vivir sus hijos y con quién?
  • ¿Cómo se dividirá el tiempo con sus hijos?
  • ¿Quién se quedará con la casa familiar?
  • ¿Cómo contribuir a los gastos de los hijos?
  • ¿Cómo distribuir los gastos de los bienes en común?
  • ¿Cómo se dividirán los bienes en común y cómo hacerlo?
  • ¿Cuál será el precio del un divorcio?

Una vez que se tenga una comprensión clara de estos aspectos, el abogado que se haya contratado para el proceso del divorcio, redactará un documento, conocido como el convenio regulador, que detalla todas estas decisiones conjuntas de la pareja.

Trámites para el divorcio de mutuo acuerdo

Si queremos tramitar un divorcio de mutuo amistoso, debemos saber que podrá celebrarse en el juzgado competente al domicilio de los cónyuges, junto con un abogado y un procurador.

También cabe la opción de que cada uno de los cónyuges disponga de su propio abogado.

«Si no existen hijos se podrá tramitar el divorcio ante notario que es una opción más rápida y menos costosa»

En caso de tratarse de un divorcio sin hijos, además de poder proceder por la vía judicial, cabría la opción de poder disolver el matrimonio ante notario.

Para hacer el trámite por la vía judicial, los cónyuges deberán presentarse en el juzgado con una demanda de divorcio a la que le debe acompañar el convenio regulador redactado ya previamente por un abogado de familia. 

La existencia del acuerdo entre los cónyuges va a ser el elemento principal que condicione los trámites del divorcio, ya que las diferencias en términos de complejidad, en cuanto a los trámites al coste económico, son bastante notables.

La tramitación de un divorcio de mutuo acuerdo es la menos compleja, y para iniciar este trámite, lo más importante es el acuerdo de la pareja y el convenio regulador.

En caso de existir hijos, debe quedar reflejado,

Documentos para la solicitud de divorcio

En el caso de un divorcio amistoso no se necesita presentar una gran cantidad de documentos, bastará con estos documentos:

Acta de matrimonio expedida por el estado civil en el que se suscribió.

Certificado de nacimiento del registro civil donde se inscribieron.

Certificado de empadronamiento. El encargado de emitir este documento es el ayuntamiento del domicilio familiar.

El convenio regulador.

Actualmente, la mayoría de los documentos se pueden conseguir a través de registro electrónico.

acuerdo de divorcio

Requisitos para un divorcio de mutuo acuerdo

Los requisitos para proceder a un divorcio de mutuo acuerdo son:

• Que los cónyuges estén unidos en matrimonio legalmente.

• Que hayan pasado como mínimo tres meses desde la celebración de la boda.

• Que exista un convenio regulador pactado por ambos cónyuges.

La existencia de hijos menores no emancipados o hijos mayores es determinante para saber si el divorcio puede tramitarse ante notaría o debe realizarse en forma judicial.

Procedimiento para un divorcio de mutuo acuerdo

Una vez concluido el acuerdo de divorcio o separación y firmado el convenio regulador amistoso, debe presentarse al tribunal de justicia para que tenga efectos a terceros y se inscriba en el registro civil.

Estos son los pasos a seguir para divorciarse de mutuo acuerdo:

  1. Redacción de los documentos legales.
  2. Presentación de la demanda.
  3. Espera de la notificación judicial.
  4. Ratificación del convenio regulador.
  5. Espera de la sentencia.

1. Redacción de los documentos legales

Su abogado de familia redactará un acuerdo general de divorcio, que deberá incluir el acuerdo legal firmado por ambos cónyuges e irá acompañado de los documentos que se han mencionado anteriormente.

2. Presentación de la demanda

La demanda de divorcio de mutuo acuerdo será presentada por un procurador ante los tribunales respectivos, que son los que normalmente corresponden al domicilio familiar.

3. Espera de la notificación judicial

En los días siguientes a la presentación de la demanda, el tribunal invitará a las partes para ratificar ante un juez. Con el abogado y el procurador, deberéis acudir a los juzgados llevando vuestros documentos de identidad. 

4. Ratificación del convenio regulador

Por último, os mostrarán el convenio regulador y se deberá confirmar que, efectivamente, son los mismos acuerdos que se firmaron los días anteriores con el abogado. Si todo es correcto, las dos partes firmarán por separado y se entregará a vuestro abogado el acta de ratificación.

5. Espera de la sentencia

Una vez finalizado todo el proceso anterior se debe esperar a la sentencia judicial que dará validez a efectos legales y pondrá fin al proceso de divorcio. Después de la sentencia, los cónyuges dejarán de estar a efectos legales unidos en matrimonio.

¿Cuánto tiempo tarda el divorcio con acuerdos?

Aunque no hay un plazo establecido, podemos decir que el proceso se resuelve más rápido si el divorcio es amistoso.

Para los divorcios contenciosos, la sentencia podría tardar bastante tiempo, pudiendo llegar a prolongarse hasta 18 meses.

Por lo general, un divorcio de mutuo acuerdo se puede resolver rápidamente entre 1 y 3 meses, a diferencia del contencioso que va mucho más lento.

La prolongación del trámite dependerá siempre de la complejidad del divorcio.

¿Después de ratificar el divorcio, cuánto tarda la sentencia?

«La sentencia de divorcio suele tardar entre 15 y 20 días hábiles después de su ratificación»

A los pocos días de la ratificación del convenio regulador, el juez dictará sentencia aprobando el convenio con el visto bueno de la fiscalía y suele tardar entre 15 y 20 días aproximadamente.

Se notificará al procurador a través de una plataforma electrónica.

Este es el documento original que debe presentarse a los organismos públicos solicitantes, (por ejemplo a hacienda). Es importante guardarlo por si una de las partes no cumpliera con las medidas acordadas. 

Si esto sucediera, habría que proceder a la ejecución de sentencia.

Por ese motivo, es conveniente siempre tenerla a mano. En caso de pérdida, se puede solicitar al tribunal que dicta la sentencia para que emita un testimonio.