Liquidación de Gananciales: cómo se liquidan los gananciales tras la ruptura

Liquidación de Gananciales: cómo se liquidan los gananciales tras la ruptura

La liquidación de gananciales es un proceso legal que se lleva a cabo en el ámbito del derecho de familia y que se utiliza para dividir los bienes adquiridos durante el matrimonio en caso de separación o divorcio. En este artículo, te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre la liquidación de bienes gananciales y cómo se lleva a cabo.

Los gananciales son aquellos bienes que se adquieren durante el matrimonio por cualquiera de los cónyuges, sin importar el origen o la forma de adquisición. Es decir, son los bienes que se adquieren mientras dura el matrimonio, ya sea por compra, herencia, donación o cualquier otro medio.

La liquidación de gananciales es el proceso mediante el cual se divide y se reparte entre los cónyuges los bienes adquiridos durante el matrimonio. Se trata de una operación contable que tiene como finalidad determinar el patrimonio que corresponde a cada uno de los cónyuges una vez disuelta la sociedad conyugal.

¿Cuándo se realiza la liquidación de bienes gananciales?

La liquidación ganancial se realiza en caso de separación o divorcio, o cuando se disuelve la sociedad conyugal por cualquier otra causa. En estos casos, se debe liquidar el patrimonio común y repartirlo entre los cónyuges.

¿Quién puede solicitar la partición de bienes gananciales?

Cualquiera de los cónyuges puede solicitar la partición de gananciales. También puede ser solicitada por cualquier otro interesado que tenga derecho a una parte del patrimonio común, como los hijos del matrimonio.



¿Cómo se lleva a cabo la liquidación de gananciales?

La distribución de bienes obtenidos durante el matrimonio se lleva a cabo en dos fases: la formación de inventario y la adjudicación de bienes.

1. Fase: formación de inventario

En esta fase se procede a realizar un inventario detallado de todos los bienes y derechos que forman parte del patrimonio común. Este inventario debe incluir todos los bienes que se adquirieron durante el matrimonio, así como los bienes que cada cónyuge tenía antes de contraer matrimonio.

2. Fase: adjudicación de bienes

Una vez se ha realizado el inventario, se procede a la adjudicación de bienes. En este proceso se reparten los bienes de forma equitativa entre los cónyuges. Si existe algún bien que no se pueda repartir equitativamente, se procederá a su venta y el dinero obtenido se repartirá entre los cónyuges.

Liquidacion de sociedad de gananciales

¿Qué ocurre si los cónyuges no llegan a un acuerdo en el reparto de bienes comunes?

En caso de que los cónyuges no lleguen a un acuerdo en el reparto de bienes, será necesario acudir a los tribunales para que un juez dicte sentencia. El juez decidirá cómo se repartirán los bienes basándose en las circunstancias concretas de cada caso.

¿Es necesario contratar a un abogado para la liquidación de gananciales?

Es altamente recomendable contar con un abogado especializado en derecho de familia para llevar a cabo la disolución de sociedad conyugal. El abogado podrá asesorarte sobre tus derechos y obligaciones en este proceso, así como representarte ante los tribunales en caso de ser necesario.

¿Cuánto tiempo tarda la liquidación de los bienes obtenidos durante el matrimonio?

El tiempo que tarda la liquidación de gananciales dependerá de la complejidad del caso y de la disposición de los cónyuges a llegar a un acuerdo. En algunos casos puede resolverse en pocas semanas, mientras que en otros puede tardar varios meses o incluso años.

¿Qué ocurre con las deudas en el reparto de bienes gananciales?

Las deudas que se hayan contraído durante el matrimonio también se deben repartir. Es importante tener en cuenta que cada cónyuge será responsable de las deudas que haya contraído de forma individual, mientras que las deudas que hayan contraído conjuntamente deberán ser repartidas equitativamente entre los dos.

¿Qué documentos son necesarios para llevar a cabo la liquidación de gananciales?

Se necesitarán los siguientes documentos para proceder a la liquidación de los activos matrimoniales:

1.- Certificado de matrimonio.

2.- Escrituras de compraventa de los bienes inmuebles.

3.- Títulos de propiedad de los bienes muebles.

4.- Declaración de la renta.

5.- Extracto bancario.

6.- Cualquier otro documento que acredite la existencia de bienes o deudas comunes.



¿Qué ocurre si uno de los cónyuges oculta bienes en la partición de bienes gananciales?

En este caso se puede iniciar un proceso de investigación para determinar la existencia de esos bienes. Si se demuestra que efectivamente ha habido ocultación de bienes, el cónyuge que los haya ocultado será sancionado y se procederá a la repartición equitativa de dichos bienes.

Conclusión

La liquidación de gananciales es un proceso complejo, pero necesario en caso de separación o divorcio. Es importante contar con el asesoramiento de un abogado especializado en derecho de familia para llevar a cabo este proceso de forma adecuada y garantizar que tus derechos y obligaciones sean respetados.