Los derechos de pareja de hecho en caso de fallecimiento

Los derechos de pareja de hecho en caso de fallecimiento

En España, cada vez son más las parejas que deciden convivir sin estar casados formalmente, es decir, las llamadas «parejas de hecho«. Pero, ¿qué ocurre cuando uno de los miembros de la pareja fallece? En este artículo te explicamos los derechos que tiene la pareja de hecho en caso de fallecimiento en España.

Antes de nada es importante aclarar que una pareja de hecho es una unión estable de convivencia entre dos personas que no están casadas. Esta figura está reconocida en la mayoría de las comunidades autónomas de España, y aunque no existe una legislación nacional específica que regule las parejas de hecho, cada comunidad autónoma tiene su propia normativa al respecto.

A diferencia de lo que ocurre en el matrimonio, en las parejas de hecho no existe una normativa específica que regule la herencia. Por tanto, si uno de los miembros de la pareja fallece sin haber dejado testamento, la herencia se repartirá según lo que establezca la ley de sucesiones.

En este caso, el cónyuge sobreviviente no tiene derecho a la legítima, que es la parte de la herencia que está reservada por ley a los hijos y descendientes del fallecido.

Sin embargo, sí tiene derecho a una parte proporcional de la herencia, que dependerá del régimen de convivencia que hayan tenido.

Si la pareja ha optado por la unión de hecho en régimen de separación de bienes, cada uno de los miembros de la pareja conserva la propiedad de sus bienes, y en caso de fallecimiento, el sobreviviente no tendrá derecho a la herencia del otro. En este caso, la herencia se repartirá entre los herederos legales.

Si la pareja ha optado por la unión de hecho en régimen de gananciales, los bienes adquiridos durante la convivencia se consideran bienes comunes, y el sobreviviente tiene derecho a una parte de ellos. En este caso, la herencia se repartirá entre el cónyuge sobreviviente y los herederos legales.

¿Cómo se puede asegurar la herencia en una pareja de hecho?

La mejor forma de asegurar la herencia en una pareja de hecho es hacer testamento. De esta forma, se pueden establecer claramente las voluntades de cada miembro de la pareja en cuanto a la herencia, y evitar posibles disputas entre los herederos legales y el cónyuge sobreviviente.

Además, también es posible establecer un contrato de convivencia en el que se especifiquen los términos y condiciones de la unión, incluyendo la regulación de la herencia en caso de fallecimiento.

¿Qué impuestos se pagan en las herencias de parejas de hecho?

En las herencias de parejas de hecho se aplican los mismos impuestos que en las herencias de matrimonios. El impuesto de sucesiones y donaciones se calcula en función del valor de la herencia y de la relación de parentesco entre el fallecido y los herederos.

En el caso de los cónyuges y parejas de hecho, existe una bonificación en el impuesto de sucesiones y donaciones, que varía según la comunidad autónoma en la que se encuentren. Además, en algunas comunidades autónomas, como Cataluña, existe una bonificación adicional para las parejas de hecho.

¿Qué diferencias hay entre la herencia de una pareja de hecho y la de un matrimonio?

Aunque existen algunas diferencias, en general, la herencia en una pareja de hecho y en un matrimonio funciona de forma similar. En ambos casos, el sobreviviente tiene derecho a una parte proporcional de la herencia, dependiendo del régimen de convivencia que hayan tenido.

La principal diferencia es que en el matrimonio, el cónyuge sobreviviente tiene derecho a la legítima, que es una parte de la herencia que está reservada por ley a los hijos y descendientes del fallecido. En cambio, en las parejas de hecho, el cónyuge sobreviviente no tiene derecho a la legítima.

La pareja de hecho sin testamento

Si uno de los miembros de la pareja fallece sin haber hecho testamento ni contrato de convivencia, la herencia se repartirá según lo que establezca la ley de sucesiones. En este caso, el cónyuge sobreviviente no tendrá derecho a la legítima, pero sí tendrá derecho a una parte proporcional de la herencia, dependiendo del régimen de convivencia que hayan tenido.

¿Cómo puedo hacer testamento?

Hacer testamento es un proceso sencillo que puede realizarse ante notario o de forma manuscrita. En el caso de hacerlo ante notario, el testamento queda inscrito en el Registro General de Actos de Última Voluntad, lo que garantiza que se conocerá su existencia en el momento del fallecimiento.

Para hacer testamento manuscrito, se debe redactar un documento en el que se especifiquen las voluntades en cuanto a la herencia, firmarlo y fecharlo. Es recomendable que este documento sea redactado en presencia de dos testigos y que se conserve en un lugar seguro.

El precio de hacer testamento varía en función del notario y de la comunidad autónoma en la que se encuentre. En general, hacer testamento ante notario puede costar entre 30 y 50 euros.

Derechos de la pareja de hecho en caso de fallecimiento según las comunidades autónomas

 En Cataluña

Las Comunidades Autónomas que equiparan el matrimonio a las parejas de hecho incluyen Cataluña. Según la Ley 10/1998, de 15 de julio, de uniones estables de pareja, en caso de que uno de los miembros de la pareja fallezca, el superviviente de la pareja de hecho en Cataluña tiene derecho a varios aspectos.

En primer lugar, tendrá la propiedad del ajuar de la vivienda común, a excepción de los bienes de joyería, objetos artísticos u otros de gran valor, teniendo en cuenta el nivel de vida y el patrimonio de la pareja, especialmente los muebles de procedencia familiar o de propiedad del conviviente fallecido.

Además, durante el año siguiente al fallecimiento de uno de los convivientes, el superviviente tiene derecho a residir en la vivienda común, con la facultad de tomar posesión de la misma y a ser alimentado con cargo al patrimonio del fallecido, de acuerdo con el nivel de vida de la pareja y la importancia de su patrimonio.

No obstante, este derecho se perderá si, durante el año, el interesado contrae matrimonio o comienza a convivir maritalmente con otra persona. En caso de que el difunto fuera arrendatario de la vivienda, el conviviente tiene derecho a subrogarse en los términos que establezca la legislación de arrendamientos urbanos.

Además, si el superviviente no cuenta con medios económicos suficientes para su adecuado sustento, tendrá derecho a diferentes aspectos dependiendo de la situación. Si concurre con descendientes o ascendientes del fallecido, tendrá derecho a la cuarta parte del valor de la herencia (cuarta viudal).

En caso de que no haya descendientes ni ascendientes, pero sí parientes colaterales del fallecido hasta el segundo grado de consanguinidad o adopción, o hijos de estos, si han fallecido, tendrá derecho a la mitad de la herencia. En caso de que no haya ninguna de estas personas, tendrá derecho a la totalidad de la herencia.

En el País Vasco

En el País Vasco, la Ley 5/2015, de 25 de junio, de Derecho Civil Vasco equipara al cónyuge y a la pareja de hecho inscrita en el Registro Administrativo correspondiente. El miembro sobreviviente de la pareja de hecho tiene derecho al usufructo de la mitad de todos los bienes del causante si hay descendientes y, en su defecto, tendrá derecho al usufructo de dos tercios de los bienes.

Además, tiene derecho a la habitación en la vivienda de la pareja de hecho y a su legítima, mientras no forme una nueva pareja o haga vida marital.

En Baleares

En Baleares, la Ley Balear 18/2001, de 19 de diciembre, de Parejas estables, establece que en el caso de las parejas de hecho, el miembro sobreviviente tiene derecho a la propiedad del ajuar de la vivienda común, a excepción de los bienes artísticos o históricos, los bienes de procedencia familiar y los de valor extraordinario según el nivel de vida de la pareja.

Si el difunto era arrendatario de la vivienda, el conviviente tiene derecho a subrogarse en los términos que establece la legislación sobre arrendamientos urbanos.

Además, tiene los mismos derechos que la Compilación de Derecho Civil Balear prevé para el cónyuge viudo, lo que significa que el conviviente sobreviviente tiene derecho al usufructo viudal de la mitad del haber hereditario, concurriendo con descendientes, usufructo de dos tercios si concurre con los padres del fallecido, y usufructo universal en los demás casos.

En Galicia

Galicia La Disposición Adicional Tercera de la Ley 2/2006, de 14 de junio, de Derecho Civil de Galicia, establece la igualdad de derechos hereditarios entre el cónyuge viudo y la pareja de hecho debidamente registrada en el Registro de Parejas de Hecho de Galicia:

En caso de que el miembro de la pareja sobreviviente concurra a la herencia con hijos u otros descendientes, tendrá derecho al usufructo de una cuarta parte. Si no concurre con descendientes, tendrá derecho al usufructo de la mitad del haber hereditario.

En Navarra

Navarra y Comunidad Valenciana En Navarra y la Comunidad Valenciana, se dictaron normas equiparando los derechos hereditarios de las parejas de hecho al matrimonio, pero fueron declaradas inconstitucionales:

En Navarra, el artículo 11 de la Ley Foral 6/2000, de 3 de julio, para la igualdad de las parejas estables, que equiparaba al miembro sobreviviente en parejas estables con el cónyuge viudo, fue declarado inconstitucional y nulo por Sentencia de la Sala Pleno del Tribunal Constitucional 93/2013, 23 de abril de 2013.

En la Comunidad Valenciana

En la Comunidad Valenciana, el artículo 14 de la Ley 5/2012, de 15 de octubre, de Uniones de Hecho Formalizadas de la Comunitat Valenciana, que regulaba los derechos sucesorios de la persona conviviente sobreviviente en la sucesión de la persona premuerta, equiparando al sobreviviente al cónyuge viudo, fue declarado inconstitucional y nulo por el Pleno del Tribunal Constitucional en Sentencia de 9 de junio de 2016.

En Aragón

En Aragón, se reconoce al miembro superviviente de la pareja de hecho, independientemente de lo que se haya dispuesto en el testamento, los siguientes derechos:

Derecho al mobiliario, herramientas y utensilios de trabajo que conformen el ajuar de la vivienda habitual, a excepción de joyas, objetos artísticos de valor excepcional o bienes de origen familiar. El superviviente podrá residir gratuitamente en la vivienda habitual durante un año, independientemente de los derechos sucesorios que se le hayan atribuido.

En Madrid

Comunidad de Madrid En la Comunidad de Madrid, no existe ninguna normativa específica en relación con los derechos sucesorios de las parejas de hecho.

En Andalucía

Las parejas de hecho en Andalucía no tienen derechos sucesorios en sucesiones intestadas. Por lo que la única manera de otorgar derechos sucesorios a los miembros de una pareja de hecho es que los miembros otorguen testamento a favor del otro.

Conclusión

En conclusión, las parejas de hecho han ido ganando terreno en la sociedad actual, sin embargo, en cuanto a los derechos parejas de hecho en caso de fallecimiento, aún existe una gran disparidad entre las distintas comunidades autónomas de España.

Mientras que algunas como Cataluña, Galicia o Aragón equiparan los derechos hereditarios del cónyuge viudo y de la pareja de hecho, otras como Madrid no tienen ninguna normativa específica al respecto. Además, existen casos en los que las normas dictadas por algunas comunidades autónomas han sido declaradas inconstitucionales por el Tribunal Constitucional.

Por lo tanto, es importante conocer la legislación vigente en cada comunidad autónoma para poder tomar las decisiones necesarias y proteger los derechos de la pareja en caso de fallecimiento de alguno de sus miembros.

Recuerda, la información aquí presente es de carácter general y no reemplaza el asesoramiento legal personalizado. Para una consulta específica, no dudes en contactar a un abogado.