¿Cómo abordar los problemas de pareja con hijos no comunes?

¿Cómo abordar los problemas de pareja con hijos no comunes?

Por lo general, las parejas con hijos no comunes, también conocidas como «familias reconstituidas«, es decir, aquellas donde uno o ambos miembros de la pareja tienen hijos de relaciones anteriores, pueden enfrentar algunos desafíos únicos en comparación con las parejas sin hijos o con hijos comunes.  A continuación, exploraremos en detalle los inconvenientes más comunes que pueden surgir en este tipo de relaciones y daremos respuesta a cómo abordar los problemas de pareja por hijos no comunes.

 1. Dificultades para establecer un vínculo con los hijos del otro

Los hijos pueden sentir lealtad hacia su otro progenitor, lo que puede dificultar que acepten a su nuevo padrastro o madrastra. Además, puede llevar tiempo para que los miembros de la pareja se familiaricen con las necesidades y personalidades de los hijos del otro.

 2. Diferencias en la disciplina

Las parejas pueden tener distintos estilos de disciplina, lo que puede generar conflictos al tratar de establecer reglas y límites consistentes para los hijos. Esto puede ser especialmente complicado si los miembros de la pareja tienen diferentes creencias culturales o religiosas.



 3. Tensiones financieras

Si los miembros de la pareja tienen hijos de relaciones anteriores, es posible que tengan obligaciones financieras con esos hijos, lo que puede generar tensiones económicas en la relación. También puede haber desacuerdos sobre cómo manejar los gastos relacionados con los hijos.

 4. Dificultades para establecer una dinámica familiar cohesiva

Las parejas pueden tener diferentes expectativas sobre cómo integrar a los hijos en la nueva familia y cómo dividir el tiempo y la atención entre los hijos. Además, puede ser difícil para los hijos adaptarse a las nuevas rutinas y dinámicas familiares.

 5. Comunicación limitada con el otro progenitor

Si uno de los miembros de la pareja tiene hijos de una relación anterior, puede ser difícil comunicarse y coordinar con el otro progenitor. Esto puede generar conflictos en torno a la toma de decisiones relacionadas con los hijos y puede dificultar la co-paternidad efectiva.

Nayara Malnero

¿Cómo solucionar los problemas de pareja por hijos de otro matrimonio?

La solución a los problemas que enfrentan las parejas con hijos no comunes puede variar dependiendo de la situación y de los individuos involucrados. Sin embargo, aquí te mencionamos algunas estrategias generales que pueden ayudar a abordar estos desafíos:

 1. Comunicación abierta y honesta

Es necesario que los miembros de la pareja se comuniquen abierta y honestamente sobre sus expectativas, preocupaciones y necesidades. Esto puede ayudar a evitar malentendidos y a trabajar juntos para encontrar soluciones que satisfagan a ambas partes.

 2. Establecimiento de límites y reglas claras

Los miembros de la pareja pueden trabajar juntos para establecer límites y reglas claras en relación con la disciplina, el tiempo y la atención que se dedica a los hijos, y los gastos relacionados con los hijos. Es indispensable que estos acuerdos se establezcan en conjunto y se comuniquen claramente a los hijos.

familia solucionando problemas de pareja con hijos no comunes

 3. Flexibilidad y empatía

Los miembros de la pareja pueden ser flexibles y empáticos en relación con las necesidades y deseos de los hijos y del otro progenitor. Es esencial que ambos miembros de la pareja estén dispuestos a comprometerse y a adaptarse a las necesidades de la nueva familia.

 4. Participación activa en la vida de los hijos

Los miembros de la pareja deben involucrarse activamente en la vida de los hijos y demuestren interés y apoyo hacia ellos. Esto puede ayudar a fortalecer el vínculo entre los miembros de la familia y a fomentar una dinámica familiar cohesiva.

 5. Buscar apoyo externo si es necesario

Si los problemas persisten o son demasiado abrumadores, los miembros de la pareja pueden buscar ayuda externa, como terapia de pareja o familiar, para abordar los desafíos y trabajar en conjunto para encontrar soluciones efectivas.

Conclusión

En resumen, los problemas de pareja por hijos no comunes pueden enfrentar desafíos únicos, pero estos problemas pueden ser abordados y superados mediante una buena comunicación, flexibilidad, empatía y participación activa en la vida de los hijos.